Bienvenidos al blog Crónicas Aldeanas, creado por Félix Anesio, para la difusión de mi obra literaria y la de todos aquellos que deseen colaborar. Asimismo, servirá para la promoción de otras manifestaciones artísticas y culturales.

Tale of Two Villages, created by Felix Anesio, for the promotion of my literary works, as well as any other participants who wish to collaborate. Also, this blog will promote other artistic and cultural manifestations.

sábado, 4 de febrero de 2017

La oculta belleza de lo horrendo... A propósito de un poema inédito.


La oculta belleza de lo horrendo... A propósito de un poema inédito.

Hoy quiero presentar a su consideración un tema que a todos concierne... Es sobre la belleza que puede yacer oculta en las cosas aparentemente feas o que se consideran desagradables en la experiencia común y que muchas veces rechazamos u obviamos. 
Yo les propongo hurgar en este tema aunque pueda acaso parecer debatible y hasta contradictorio. No solo la belleza convencional es cantable. Otros aspectos de la vida que no se consideran tradicionalmente hermosos pueden llegar a serlo; es solo una cuestión de allegarse a estos y expresar nuestro sentir mediante palabras, trazos, imágenes o formas. 

A continuación les dejo con el poema inédito que trata este tema y que se titula Rara avis.
Gracias como siempre por visitar mi blog.




                                        Es misión del artista desentrañar

                                        la oculta belleza de lo horrendo.


                                                      Rara Avis


                                                                                     ¿Por qué no morí yo en la matriz,
                                                                                     O expiré al salir del vientre?
                                                                                     ¿Por qué me recibieron las rodillas?
                                                                                     ¿Y a qué los pechos para que mamase?

                                                                                                                    Job Cap. II,  vs.11y 12
                               
                                                    
                                                        
Se retira la bestia cansada del escarnio del día
                 y  los escupitajos de los proxenetas
de las carcajadas de las prostitutas
                 y la terrible crueldad de los niños
del tintineo de las monedas del avaro
                 propietario de su horrendo cuerpo.

Hiere ver la descomunal cabeza apoyada en las rodillas
como una vetusta caracola postrada muy lejos del mar
yaciendo en el establo junto a los hermanos animales
                                                     de feria e infortunio
en busca del amparo de esa pequeña muerte
                                                                        el sueño.

Más un buen día, la noria se detiene
                                                  y es descubierto por la Ciencia
como si se tratara de una  nueva isla que fijar
                                                              en el Mapa del Imperio.

Los sabios doctores contemplan totalmente desnudas
                                                                           sus jorobas                                                                   toda su anatomía; su genitalia de hombre-bestia expuesta
                                                                             impúdicamente
bajo las frías luces que rememoran una célebre pintura de Rembrandt.


¿Qué nueva pena habrá lacerado tu alma, John Merrick?

                 Dictaminan por consenso                   
                 (en esa otra feria del asombro victoriano):
                 que no ha de vivir por mucho tiempo
                 que tiene el derecho de acicalar sus greñas
                 y asear la piel que emana pestilencias
                 de cepillar los escasos dientes carcomidos
                 y contemplar su propia fealdad ante el espejo.

              Rara avis que ha de adquirir modales por decreto
              y que aún tendrá el privilegio de disfrutar del Arte
                                          que no salva.
Mas una noche definitiva
                                           hastiado de todo
                                           hastiado de los hombres
                                           hastiado de sí mismo
se reafirma como un ser libre en su albedrío
dueño de su propia vida;
                                           dueño de su propia suerte.

Y retira los mullidos cojines de su cama de hospital
 para yacer como cualquier otra persona
                                                   desnudo y sin afeites
 bajo la soberana voluntad de renunciar al sol común
 de las (demás) criaturas; de no concederle
 ni a los dioses
                 ni a los hombres
                                    ni a los astros
 ni una jornada más de su existencia.

    Y sueña con los ojos lúcidos y tiernos de una mujer
    que lo arruya bajo la fronda de un árbol gigantesco
         mientras danza, alrededor, vertiginosamente
                una manada de estupendos elefantes.

Y en ese instante único
                                     liberado y feliz
                                                             por primera vez
                                                                                      sonrie.


Félix Anesio
Miami, 05 Feb. 2017

                                                                     
                                              Retrato de John Merrick. (Tomado de internet.)



Sociable