Bienvenidos al blog Crónicas Aldeanas, creado por Félix Anesio, para la difusión de mi obra literaria y la de todos aquellos que deseen colaborar. Asimismo, servirá para la promoción de otras manifestaciones artísticas y culturales.

Tale of Two Villages, created by Felix Anesio, for the promotion of my literary works, as well as any other participants who wish to collaborate. Also, this blog will promote other artistic and cultural manifestations.

martes, 24 de octubre de 2017

un poema en mi blog... Las setas de otoño

Aunque no he vuelto a ver el otoño en los parajes donde se nos muestra majestuso, lo convoco en este poema, porque siento que es un tiempo propicio a la poesía.
Espero les agrade este sencillo poema inspirado en dicha estación.
Gracias a todos los seguidores de mi blog Crónicas aldeanas, que ya cumple más de un lustro.


                                                    Las setas de otoño

                                                No ha de perderse en mí
                                                todo el sabor del vino.
                                                No ha de perderse en mí
                                                todo el aroma del sexo,
                                                ni el color de las flores,
                                                ni la gracia del verso.
                                                Yacen, aún latentes,
                                                bajo la hojarasca
                                                como las setas de otoño. 



                                          

Félix Anesio
Miami, Octubre 2017

lunes, 16 de octubre de 2017

"... allí, donde la arena esconde su latido". A propósito de la poesía de José Antonio Lago.


"... allí, donde la arena esconde su latido".  A propósito de la poesía de José Antonio Lago.

Desde hace algún tiempo sigo los versos del joven escritor José Antonio Lago, cubano residente en Canarias. Y es que aún a través de las vituperadas redes sociales y las azarosas páginas de la internet, uno puede, no obstante, darse cuenta del ímpetu que mueve la mano del poeta en ciernes... Si a esto le sumamos su total dedicación a la poesía, incluso en las altas horas de la noche, cuando ha de reinar el cansancio y se impone la humana necesidad del reposo, para poder acometer las tareas cotidianas a la que nos obliga la supervivencia del siguiente día, y el otro, en que debemos ganarnos el sustento, uno se percata que todo ese esfuerzo es el resultado de una vocación genuína.

Ya sabemos que no hay poeta sin vocación y no hay poesía sin entrega absoluta... Este es el caso de José Antonio, quien lucha con denuedo por domeñar la palabra bajo el imperio de la emoción poética y que logra salir airoso de la contienda. Un poeta que cree en la honestidad del verso, su verso; un poeta que prefiere la sencillez, al oropel y que nos muestra la constante búsqueda de la palabra esencial, al estilo de un Valente.
Lago es un poeta que emerge sutil en el panorama de la lírica cubana, con suavidad, sin estridencias, y que nos revela a través de esta bella imagen que allí, donde la arena esconde su latido,se fraguan cumbres majestuosas. Por todo esto, le deseamos una muy larga vida en este empeño.

Hoy les dejo con cuatro poemas breves de su libro Viaje, que obtuviera recientemente el Premio de Poesía Emeterio Gutiérrez Albelo, 2017.

José  Antonio Lago, derecha, durante el acto de premiación en Canarias.


ESCRITURA

Hundo mi mano en la duna
y asoma, súbito,
un hontanar de versos.

Allí, donde la arena esconde su latido,
se fraguan cumbres majestuosas.


HACIA EL INVIERNO

Estas hojas, huérfanas de árbol, me acompañan
con su incesante bregar
hacia el invierno.
A veces, entre la noche,
pierdo todo su aliento.
Espero no llegar solo
al abrazo de la primera nieve.


NO ES SOLEDAD ESTE SILENCIO...

No es soledad este silencio.
Es el anuncio
del trino de algún pájaro,
de los redobles del viento,
de las nanas de la luna...
No, no es soledad este silencio.
Es tibia urdimbre de luz
que me arropa, justo,
donde la palabra estuvo.


UNA CIUDAD ACABA...

Una ciudad acaba
para que otra empiece.
El mar, siempre, circundándonos.
Dicha, la nuestra, de habitar
esta esplendente lejanía.
De ser: tierra y agua,
que de algún modo
el viento esculpe.
Tiempo en el tiempo
del que ya ha visto descender el cielo,
hasta sus manos.

©José Antonio Lago.

______________
José Antonio Lago. Santa Clara, Cuba, 1972.Licenciado en Historia por la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Premio de poesía Emeterio Gutiérrez Albelo, 2017. Primer accésit en este mismo concurso, en el año 2012. Poemas suyos aparecen publicados en diferentes antologías electrónicas y en papel. Tiene varios poemarios inéditos. Reside en Puerto de la Cruz, Tenerife, desde el año 2000.




 


Sociable