Bienvenidos al blog Crónicas Aldeanas, creado por Félix Anesio, para la difusión de mi obra literaria y la de todos aquellos que deseen colaborar. Asimismo, servirá para la promoción de otras manifestaciones artísticas y culturales.

Tale of Two Villages, created by Felix Anesio, for the promotion of my literary works, as well as any other participants who wish to collaborate. Also, this blog will promote other artistic and cultural manifestations.

jueves, 2 de agosto de 2012

una confesión de cira andres...









CONFESIÓN.

A Marcel Proust


¡Oh!, Marcelo, soy una desterrada.

Los heliotropos de mis ojos

están sobre la tierra para podrirse,

para que vengan los gusanos de la muerte.

Mi espalda es divina y mi sexo conmovedor,

tiemblo ante el roce de una mano

como una gota de agua

en el parabrisas de tu coche.

Cómo irme a la cama

sin saber que alguien va a desangrarse

porque deje la luz del cuarto encendida,

porque entre los resquicios de mi memoria

un hombre, otro, va a quitarme el sueño.

Preparo una taza de té, el baño

cuido de mi cuerpo con agua de rosas

para que ese enemigo de mi tranquilidad se serene,

para pensar en ti, en la soledad laboriosa.

Pero el hilo de mi recuerdo no existe,

busco a un hombre que no me ha amado

y huye de mí.

Soy, querido Marcelo,una bestia echada

sobre las mantas blancas que cubrieron tus sudores.

No tengo perdón.

Los heliotropos que florecen en los jardines más amados

en los ojos más venturosos

también van a podrirse

y el sabor que alguien nos deja, aun sin probar sus labios,

puede ser el té de cualquier tarde

en que morimos.







CIRA ANDRÉS ESQUIVEL: (Cuba, 1954) Es graduada de la Escuela Nacional de Instructores de Arte. Tiene publicados los poemarios Visiones (1987), Sobre el brocado de los ojos (1991), Parábolas (2003) y Gertrudis Gómez de Avellaneda. Memorias de una mujer libre (2008). Ha sido antologada en Cuba, España, México, Inglaterra, Italia, Unión Soviética. Ha colaborado con varias publicaciones periódicas del mundo. Reside desde 1999 en Barcelona.




Gracias a Editions Hoy no he visto el Paraiso

Sociable