Bienvenidos al blog Crónicas Aldeanas, creado por Félix Anesio, para la difusión de mi obra literaria y la de todos aquellos que deseen colaborar. Asimismo, servirá para la promoción de otras manifestaciones artísticas y culturales.

Tale of Two Villages, created by Felix Anesio, for the promotion of my literary works, as well as any other participants who wish to collaborate. Also, this blog will promote other artistic and cultural manifestations.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Revista Linden Lane Magazine. Vol 29. Invierno 2010.


Agradezco a la Directora de la revista Linden Lane Magazine, Belkis Cuza Male por haber publicado mi cuento “Susan Parodan” que espero les guste a todos. Ha sido un gran honor estar en esa prestigiosa revista junto a Daina Chaviano, Aristide, Elena Montes de Oca, Felix Luis Viera, Alina Galliano, Ena “Lapitu” Columbie y otros escritores que aprecio, asi como a los disenadores graficos y editores en general. Muchas gracias.

Magazine Linden Lane Magazine | Issue Vol 29 No. 4 Winter 2010
www.magcloud.com
Cuban literature & art: Aristide, Daína Chaviano, Alina Galliano, Elena Montes de Oca, Félix Luis Viera, Baltasar S. Martín, Armando de Armas, Raúl Eduardo Chao, Félix Anesio, Ena Lapitu Columbie.

A continuacion un fragmento de Susan Parodan:

"Hay un tramo de tierra, de varios kilómetros de extensión, que corre paralelamente a una autopista cercana, donde sobresalen escuálidos, deformes y cenicientos troncos de árboles a ambos lados de los autos que pasan vertiginosamente. Esta tierra no tuvo siempre tan horrendo aspecto: la tormenta la hizo así. Kilómetros y kilómetros de pálida y mórbida fealdad emergen a lo largo del trayecto, mientras nadie desea echarles siquiera una simple mirada. Esta tierra está marchita, diría yo, erosionada por la vesanía del viento, la lluvia, el trueno y el tiempo.

Era el veintitrés de agosto de 1992. Todas las ventanas en la ciudad habían sido tapiadas, las puertas selladas, los refrigeradores repletos, las veladoras listas, innumerables cerillas y encendedores en todas las gavetas, las baterías colocadas en los fustes de las linternas amarillas, las latas cruzadas con abridores, los radios portátiles convenientemente dispuestos en las salas; hijos e hijas y madres y padres sentados rígidamente, como cuerpos momificados, frente a las pantallas de los televi-sores; el ojo se apostaba cada vez más y más cerca, mientras las casas semejaban las sombrías barracas de un inmenso campamento sitiado.
Era un poco antes de las 4:30 de la tarde. El cielo lucía aún radiante, bajo una especie de dorada perspicacia; pequeñas nubes calaban el cielo y algunas aves dispersas emprendían su precipitada partida hacia el Norte. El desastre era inminente, y el cielo no lo traicionó..."

Copyright 2010. Felix Anesio

Sociable