Bienvenidos al blog Crónicas Aldeanas, creado por Félix Anesio, para la difusión de mi obra literaria y la de todos aquellos que deseen colaborar. Asimismo, servirá para la promoción de otras manifestaciones artísticas y culturales.

Tale of Two Villages, created by Felix Anesio, for the promotion of my literary works, as well as any other participants who wish to collaborate. Also, this blog will promote other artistic and cultural manifestations.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

... con el escalpelo en la mano. A próposito de un libro de Manuel Galguera.



... con el escalpelo en la mano. A próposito de un libro de Manuel Galguera.

Al decir del célebre escritor español José Luis Sampedro, “uno escribe a base de ser un minero de sí mismo”. Les confieso que, al reflexionar sobre esta aserción, sentí -- alguna vez-- el temor de haber dejado mi vida al descubierto ante todos. Mas esa percepción del acto de la escritura nunca fue óbice para cambiar mi forma de hacerlo; de contar historias, de verter emociones en la poesía; por el contrario, con este conocimento de causa me sentí más propio, más libre de decir, de no autocensurarme en lo que se escribe, ya que la escritura debe ser un acto de libertad personal.

Al escribir cualquier historia o poema siempre mostramos pistas de lo que somos bajo la piel, lo que hemos sido en nuestra vida, lo que hemos querido ser, nuestros oficios y profesiones seculares, nuestro entorno afectivo, en fin, nuestra propia historia. Toca al lector encontrar esas pistas que a veces vienen en códigos secretos, en claves, en acertijos que le toca descubrir, pero que cuando el lector llega a ese entendimiento, se produce entonces el disfrute pleno de la obra, bien se trate de una narración, un poema, un guión cinematográfico o una obra de teatro.

Recientemente he recibido el libro Alejandro Dumas. Su vida y sus obras dramáticas. Les confieso, que además de sentir la natural motivación por conocer más aún de la obra de ese gigante de las letras que es Alejandro Dumas, de disfrutar del libro como lo he hecho -- de rabo a cabo--, me di también a la tarea de escarbar un poco bajo la piel de su autor, el señor Manuel Galguera, al que conozco desde hace varios años.

En este libro pude palpar su gran devoción hacia la vida y obra de Dumas, que equivale decir, hacia toda la literatura. Así, en la primera parte, pude escuchar al propio Dumas, en primera persona, relatando sus propios avatares existenciales, su devoción por la madre, su lucha por el éxito en el teatro y en la vida. Por momentos sentí que la pluma de Galguera se desdoblaba en la palabra y emociones del propio Dumas; entonces, vino a mi mente la titánica labor del héroe borgeano Pierre Menard, autor del Quijote… Y en esta “confusión” pude percibir toda la pasión de Galguera por lo que había escrito, por el tema sobre el cual ya habíamos conversado años antes, mientras disfrutábamos de un café espresso en una esquina de Miami.

Un fragmento del libro fue decisivo en la comprensión de su esencia, y cito:


“Las dificultades que se me presentaban en la carrera que iba a emprender no me arredraban ya. Yo sabía que ella, más que ninguna otra, exigía estudios profundos y especiales, y que para sacar provecho de la naturaleza viva era preciso estudiar la naturaleza muerta. Busqué, pues, a estos hombres cuyo renombre es tan grande: Shakespeare, Cornielle, Moliere, Calderón, Goethe, y Schiller y fui conociéndolos sucesivamente. Extendí sus obras como si fueran cadáveres en el mármol de un anfiteatro, y con el escalpelo en la mano, dutante noches enteras, llegué hasta el corazón para buscar los manantiales de la vida y el secreto de la circulación de la sangre…”

En este fragmento creí ver también (por asociación de ideas) a un Galguera muy joven en tiempos de sus estudios de medicina, con el escalpelo en mano, en busca de la esencia de la vida misma; hoy el Dr. Galguera nos muestra este excelente libro donde aflora su gran pasión por la literatura, en ese acto de libertad personal que nos conmina a continuar investigando sobre los grandes escritores, porque él sabe que son una fuente indiscutible de inspiración, como los citados arriba lo fueran para Alejandro Dumas.

Recomiendo, pues, este libro de Ed. Entre Líneas y felicitamos al autor por su tenacidad y entrega al mundo literario.


Félix Anesio
Miami, 26 de Noviembre, 2014.








  

Sociable