Bienvenidos al blog Crónicas Aldeanas, creado por Félix Anesio, para la difusión de mi obra literaria y la de todos aquellos que deseen colaborar. Asimismo, servirá para la promoción de otras manifestaciones artísticas y culturales.

Tale of Two Villages, created by Felix Anesio, for the promotion of my literary works, as well as any other participants who wish to collaborate. Also, this blog will promote other artistic and cultural manifestations.

domingo, 9 de octubre de 2011

... un hombre que ordena bibliotecas.




…un hombre que ordena bibliotecas.



“Ordenar bibliotecas es ejercer, de un modo silencioso,
y modesto, el arte de la crítica.” J.L. Borges



En la serenidad de una tarde cálida y dorada en la Florida, un hombre cualquiera se dispone a ordenar su biblioteca de autores cubanos. Ha adquirido un nuevo título. Se trata de un libro de cuentos, o como muchos dicen por ahí, una cuentinovela titulada “Crónicas Aldeanas” del escritor novel Félix Anesio.

¡Vaya tarea difícil, donde las haya!: Ordenar libros clásicos junto a otros cuyo futuro aún se desconoce en la historia literaria, en ese proceso discursivo y complejo que es la creación, y que solo la providencia y la benevolencia de lectores como él, pueden quizás, pautar su destino.

Pero el hombre no se amilana: es un guerrero valiente, quijotesco, también reflexivo…
Y trabaja y sueña con algo hermoso que edifica pacientemente y que de algún modo lo redime –-sin pretender redenciones-- de la monotonía de las labores seculares de sus días sobre la tierra.

¿Qué lo anima a continuar esta tarea silenciosa y altruista de colocar libros en los anaqueles, y de una manera mágica acercar en ese mínimo espacio El siglo de las luces, La horas del alma, El hombre del vitral, Concierto para Leah, Caracol Beach, Viaje al corazon de Cuba, El hombre que amaba a los perros, y otros títulos queridos?

¡No le preguntemos por la respuesta! La belleza de las acciones no se cuestiona, sólo merece ser recordada y agradecida. Sería como querer traspasar la frontera de la magia, del encanto, y develar el pudor estético de ese hombre que sonríe y siente esa “felicidad peculiar de las viejas cosas queridas” en la serenidad de una tarde cálida y dorada en la Florida. Tarea que continuará, a no dudarlo, en otras tardes y con nuevos libros…


Gracias, Manuel Alfredo.


Félix Anesio, 9 de Septiembre del 2011.
Miami, Florida.

Sociable